Cuidados del calentador de la calefacción del coche

Son muchas las personas que se acuerdan de la calefacción cuando se acerca el invierno, sin embargo, es recomendable que se mantenga en buen estado aun en las demás estaciones, ya que nunca se sabe cuándo se querrá un poco de calor. Aparte el tiempo a veces pasa inadvertido y al menor descuido ya está la temporada de frío y el no tener la calefacción a tono le pesará.

El calentador es el blanco de la operación de mantenimiento del sistema de calefacción, este elemento se sirve de del calor del motor para lograr calentar el aire que circula en el habitáculo del vehículo. La pieza no es más que un radiador pequeño que por medio de unas mangueras recibe el refrigerante que viene de la máquina, por medio de un circuito de tubos metálicos angostos que forman dos hileras pasa el líquido a presión.

El calor del motor se traspasa desde esos tubos hacia una especie de aletas que lo disipan, ello se logra gracias a que en el interior del conducto del aire del sistema se encuentra un ventilador que impulsa el aire atravesando las aletas del radiador enviándolo hasta la cabina. El radiador puede romperse u oxidarse por falta de mantenimiento y se perdería una considerable parte del refrigerante por la fuga.

Mantenimiento del calentador de la calefacción

No es preciso ser un profesional para darle el mantenimiento pertinente a la calefacción de un vehículo, si se tienen ciertos elementos y algunos conocimientos básicos de mecánica. En este caso se requiere de encender el coche y dejarle calentar hasta que se aproxime a la temperatura habitual para su funcionamiento, después se activa el sistema de calefacción.

Poco después se procede a abrir el capó, debe buscar unas mangueras que van sujetas desde el motor hasta una placa una metálica que es la que separa la cabina del frontal. Se tiene que comprobar que esas mangueras no tengan ninguna fuga, ni de vapor ni líquido; también se chequea que las boquillas por donde son conectadas al radiador de calefacción no tengan rajaduras.

En el interior del habitáculo debe revisarse si hay señales de vapor. Algunos radiadores son instalados muy cerca del área superior del espacio en el que el conductor reposa sus pies, debe buscar bajo esa alfombra si existe humedad, si bajo el coche hay gotas de refrigerante y huele a este en los ductos de la ventilación habría que reemplazar el radiador.

Para las reparaciones podría comprar los repuestos desguace nissan, Toyota, Mazda, etc., vía online en una central de desguaces. Así también además de ahorrarse preocupaciones, también lo haría con el tiempo de búsqueda.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.