¿Qué traerá el futuro a las criptomonedas?

Como es bien sabido en la actualidad se vive en el apogeo de la era digital ya que toda tecnología que puede y posee acceso a internet, se mantendrá conectada la mayor cantidad de tiempo posible compartiendo la mayor cantidad de información disponible siempre y cuando no perjudique a su usuario.

Estos datos pueden ser usados para traer información que las personas pueden usar para facilitar ciertas tareas y poder resolver algunas problemáticas planteadas, las empresas suelen usar este método para poder dar alcance a un nuevo publico el cual ayude a expandir la marca.

Sin embargo en la actualidad una de las informaciones de mas interés que poseen las personas son las criptomonedas, ya que estas parecen ser el siguiente paso lógico en la economía existente, incluso puede ser considerado como una tentativa a eliminar el dinero físico.

Hay quienes aprovechan esta visión de futuro con la intención de comenzar a invertir completamente en las monedas virtuales, esto quizás es un paso que no estaría mal dar ya que es conocido que en su mayoría los negocios que poseen webs aceptan bitcoin como método de pago.

Las personas esperan ansiosas que los gobiernos decidan aceptar de manera unánime la implementación de las monedas virtuales como único método de pago viable, sin embargo esto no ocurrirá debido a varios factores, entre el más destacable es que estas monedas no poseen una entidad mercantil.

¿Por qué las criptomonedas no es el único método de pago?

Aunque los gobiernos de distintos países han mostrado su buena voluntad y su disposición a implementar el activo de las monedas virtuales lo cierto es que estas jamás podrán ser aceptadas como único medio de pago existente para las transacciones comerciales.

Esto es debido a que como principal obstáculo las criptomonedas no son ilimitadas, ya que en su código de origen estas tienen una cantidad específica de unidades que se distribuyen por la red, al transformarse en un único método de pago sus unidades no serán suficientes para la población mundial.

También existe el problema de la especulación, aquellos sin visión de futuro intentaran manipular los precios establecidos con la moneda virtual y esto se transformaría en un caos, perdiendo todo sentido posible que posea el poseer esta moneda.

Por último la perdida de confianza y la necesidad de regulación de la moneda virtual, esto haría que la esencia de la misma se perdiera con rapidez ya que uno de sus mayores atractivos es que no existe entidad que estipule su valor en el mercado.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.