Existe más de una moneda virtual en la red

A pesar que el mundo de encuentra girando constantemente a los grandes avances tecnológicos que nos ha ofrecido esta segunda década del presente siglo, hay quienes no aprovechan la gran cantidad de información que se encuentra actualmente en la red.

Noticias sobre distintos puntajes en mercadotecnia o la expansión de las empresas a través de internet han dado paso a nuevas necesidades para asegurar diversos trámites de forma segura y rápida, permitiendo que la ley de la oferta y demanda sean quienes dominen en los comercios.

Es debido a eso que la famosas monedas virtuales han dominado varias áreas del internet, siendo siempre la más conocida la creada por una o unas personas con el alias de Satoshi Nakamoto en 2009 con un sistema de P2P (peer to peer o persona a persona) el Bitcoin.

Este sistema monetario es increíblemente basto que posee un límite de producción no mayor a 21 millones de monedas dentro de la red las cuales constantemente ven cambiando su valor ya que al ser una moneda descentralizada no existe un ente financiero que le otorgue una cotización.

La segunda moneda virtual mas popular

Justo después de la moneda más aceptada dentro de la red por su gran nivel de facilidad de traspaso de una persona a otra como lo es el Bitcoin, existe algunas otras que poseen una gran popularidad y un sistema de valorización similar que permite jugar un poco con el valor de su mercado actual.

La Litecoin es la moneda digital que posee el segundo lugar entre las más usadas en línea, ya que esta posee un sistema de producción de bloques casi ilimitado facilitando a los usuarios a incluso crear las suyas propias ya que posee una serie de scripts que  permiten un mineo activo.

A moneda virtual menos utilizada

Es habitual que existan proyectos relacionados a crear diferentes monedas virtuales que puedan ser usadas en determinados servicios o productos sin alterar a la gran red del internet, esto sin embargo también suele enterrar el lograrlos expandir posteriormente.

Este es el caso de la Dogecoin que al contrario de la famosa bitcoin posee una generación de bloque de un minuto permitiendo obtener una cantidad ilimitada de estas monedas, esta fue creada en 2013 por los programadores Jackson Palmer y Billy Markus.

El único aspecto negativo de esta moneda es que no puede ser implementada por transacciones de amplio valor pero puede ser usada con facilidad para aquellas operaciones financieras pequeñas y discretas en la red.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.