EL EJERCICIO DURANTE EL EMBARAZO

Se obtienen grandes beneficios al hacer ejercicio durante el embarazo, aquí conoceremos algunos y veremos recomendaciones que debes tener en cuenta.

En general, el ejercicio es algo importante para todos, incluso para las embarazadas. Hoy en día el ejercicio en el embarazo se acepta de forma distinta a como se hacía antiguamente, es algo recomendable siempre y cuando el médico no te indique lo contario. El realizarlo regularmente te ayudará a estar más saludable y a sentirte mejor, y no solo hace bien a la madre, sino también al bebe. Obviamente las recomendaciones que se dan no son para todas las madres en general, depende de si tu embarazo es saludable o no, en ese caso es necesario acudir al médico para saber qué tipos de ejercicios son recomendables para ti.

 

Beneficios

Si realizas ejercicio durante tu embarazo lograrás:

  • Estar saludable y a un peso normal y sano, incluso después de que él bebe nazca, que es algo muy importante.
  • Descansar más tiempo y con mejor calidad.
  • Reducir las posibilidades de tener diabetes gestacional o preclamsia.
  • Tener una gran ayuda en el esfuerzo del parto.
  • Mantenerte en un estado físico saludable.
  • Ganar gran cantidad de oxígeno para ti y para tu bebé
  • Prevenir estrías y varices.
  • Disminuir el dolor de espalda, que es algo tan común en el embarazo.
  • Tener más posibilidades de que tu parto sea normal.
  • Ayudarte a fortalecer tu circulación y más importante, tu corazón.
  • Ayudarte a aliviar el estreñimiento

 

En conclusión, el ejercicio es algo fundamental e importante en el embarazo, si no lo tienes como algo regular y constante, ahora es momento de empezar a hacerlo, ya que estás en un momento muy importante de tu cuerpo y de ello depende como te vas a encontrar después de dar a luz a tu bebé además de  una salud óptima para él. Te ayudará a desarrollar un excelente hábito que no solo será bueno para ti en el embarazo, sino también por el resto de tu vida, y la de tu familia, si mantienes ese hábito y se lo enseñas a todos. Este es un buen momento de empezar.

 

Cosas a tener en cuenta

Ya hemos visto los beneficios del ejercicio en el embarazo, y hemos llegado a la conclusión de que es algo importante y necesario. No obstante, se deben tener en cuenta varios puntos, ya que no todos los embarazos son iguales, antes de seguir cualquier pauta debes:

  • Consultar con tu obstetra o tu ginecólogo para que te ayude a determinar si tienes alguna complicación que te impida realizar ejercicio, como por ejemplo algún problema del corazón, preclamsia, embarazo múltiple, problemas en los pulmones, riesgo de parto prematuro o anemia
  • Determinar con tu médico que tipos de ejercicios son recomendables para ti. Existen deportes que se recomienda evitar ya que al realizarlos hay más posibilidades de tener posibles lesiones, caídas o recibir golpes, como por ejemplo: el buceo, el fútbol, el surf, la equitación, el esquí, el baloncesto, las carreras o competiciones y la escalada.
  • Evitar los movimientos bruscos que pueden lastimarte.
  • Evitar llevar cargas pesadas.
  • Suspender la actividad que estés realizando si te sientes mareada, sientes dolor o alguna molestia
  • Evitar ejercicios que te hagan fácilmente perder el equilibrio.
  • Evitar altitudes de montaña de más de 2500 metros.

 

Recomendaciones

Generalmente se recomienda realizar como mínimo 2 horas y media de ejercicio por semana en actividades moderadas, utilizando los músculos de las piernas y los brazos, realizar el ejercicio a una intensidad moderada, es decir, no tan intensa que llegues a estar cansada o exhausta. Una idea para dividir el tiempo recomendado es realizar ejercicio 30 minutos al día en 5 días, no es necesario hacer los 30 minutos seguidos, podrías hacer la mitad por la mañana y la mitad por la tarde, por ejemplo. Si no es costumbre para ti, te recomendamos hacer menos tiempo e ir aumentando poco a poco.

Ejemplos de ejercicios:

  • Caminata vigorosa y mientras caminas puedes ir moviendo los brazos arriba y abajo, en distintas posiciones.
  • Senderismo
  • Pilates
  • Ciclismo
  • Gimnasia acuática
  • Running
  • Yoga
  • Natación

También te recomendamos una hidratación constante, tanto antes como durante y después del realizar el ejercicio. Beber mucha agua es algo fundamentar e importante, ya que si llegas a deshidratarte, te encontrarás mal y no lograrás obtener beneficios de tu ejercicio.

Ten mucho cuidado con la temperatura, si es verano busca salir a una hora en la que no haga tanto calor, o realizar el ejercicio en un lugar en el que se pueda controlar la temperatura, ya que pueden existir riesgos. Recuerda usar ropa cómoda y fresca y no olvides hidratarte.

Suspende la actividad que estés realizando y consulta con tu médico si por ejemplo tienes mareo o sientes que te vas a desmayar, tienes dificultad para respirar, sientes contracciones constantes, te duele la cabeza o el pecho, o te sientas débil.

Evita permanecer mucho tiempo de pie o acostada en horizontal bocarriba sin moverte, ya que si se está mucho tiempo se puede reducir la tensión y podrías correr un riesgo muy grande.

Si tienes dudas o preguntas sobre alguna de estas u otras recomendaciones, consulta con tu ginecólogo o tu obstetra. Si estás buscando uno cerca de Alicante, te recomendamos ginecólogo alicante la doctora Segunda Romero Gotor, gran profesional con más de 25 años de experiencia como médico especialista en ginecología y obstetricia.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.